miércoles, 28 de diciembre de 2011

¿Melancolía?j

Creo que no sé a lo que me refiero. Tampoco sé si quiero saberlo. Esa impotencia de querer y no poder.. me hunde. Me odio, mucho. ¿Razones? Miles, millones.. infinitas podría decir. ¿Una de ellas? No haberte dicho adiós la primera; y de seguir, seguiría diciendo que otra de ellas es que aún creo que vas a volver, por mucho que sé que no es verdad. Pero no sólo me odio a mi.. también te odio a ti. ¿Razones? Miles, millones.. infinitas podría decir. ¿Una de ellas? Me haces quererte, esa la primera. No me dijiste adiós, dices que me echas de menos pero no haces nada para verme.. Pero, ¿sabes? Yo también te echo de menos, pero no quiero volver a verte. Bueno, quiero, pero no sé qué haría nada más verte. ¿Te abrazo? ¿Te beso? ¿Te digo hola y agacho la mirada al suelo, esperando a que me eches en cara todo? Elegiría cualquiera, mientras una de ellas no sea mirarte a los ojos, cualquiera sería mejor que si me atraviesas con tu mirada, con esos ojos que no tiene nadie, con esos ojos del color de nuestros días de verano.

sábado, 17 de diciembre de 2011

.-

Mejor me olvido. Todo esto solo me sirve para sufrir... ya es rutina echarte de menos. Sé que todo esto te da igual, y que entre estas putas paredes hay una chica que te importa una mierda. ¿Te acuerdas de antes? El antes que te hace sacar una sonrisa sí o sí. Las locuras que hicimos... no las pensamos, sólo las hicimos. ¿Te acuerdas? Mejor me olvido.

sábado, 10 de diciembre de 2011

Me he parado ha pensar qué pasaría si no te hubiese dicho nada, si no te hubiese dicho que te habría besado si te hubieses quedado tumbado a mi lado. Ahora mismo estaríamos los dos bien, hablando como amigos, sin que al preguntarte que qué te pasa me digas que nada...
Podría haberlo hecho, podría haberme callado, pero ya he tenido demasiadas malas experiencias por callarme algo como esto, ya he dejado pasar muchas oportunidades sabiendo que no volverían... ya me he guardado muchos ''te quiero'' y he acabado soltándoselos al primer gilipollas que pillaba... ahora la he cagado por no hacerlo.

miércoles, 7 de diciembre de 2011

Impotencia.

Tienes ganas de romperlo todo, de coger lo que haya encima de la mesa y estamparlo contra el suelo, pensando que nadie más que tú va a oírlo, pero lo oyen... Sin embargo, eres tú la que sólo siente esa rabia que tienes dentro, acumulada en tu cabeza, porque piensas que no puedo ser peor; en tu boca, porque maldecirás a miles de personas a la vez; en tus manos, porque podrías dar de hostias a lo que sea; en tus piernas, porque darías patadas a lo que te encontraras por medio; y en tu corazón, porque lo sientes.