viernes, 16 de noviembre de 2012

Pasado perfecto del verbo amar.

¿Qué será de mí cuando dentro de unos años te vea por la calle y te vea de la mano de otra? ¿Qué será, cuando agache la cabeza para que ni si quiera puedas reconocerme, para que no puedas ver el deterioro que ha hecho en mí el tiempo? El tiempo sin ti.
Probablemente, me acordaré de todo lo que sentía al mirarte, de las veces que me hiciste feliz con una sonrisa, de cómo fue todo a tu lado, de ese día en el que empecé a quererte. Pero ya da igual, el pasado ha quedado atrás, y aunque quiera, no volverás. Mereció la pena tenerte, pero solo me sirvió para perderte.

miércoles, 7 de noviembre de 2012

Llámalo amor, llámalo como quieras.

Me pasaría el día mirando tu foto y no habría tenido tiempo suficiente para ver toda tu perfección, no me cansaría de recordar todos y cada uno de tus besos y querría todavía más. Imagino tus manos, siento que están con las mías. Seguiría sin cansarme... pero hay algo aquí dentro, algo a lo que algunos dan el nombre de impotencia. Esa que aumenta día a día, porque hay algo me recuerda que estás ahí pero no puedo hacer nada... Me hundo en la impotencia del querer y no poder.