sábado, 22 de noviembre de 2014

Quejarme de la oportunidad que no tuve
Saber que de tenerla no la habría
aprovechado
Vueltas a mis cosas hasta reventarme el
bulbo
No me hablan, no les culpo
¿Mides mis palabras pero obvias mis
silencios?
Escúchame, no me entendiste una mierda
Mis impulsos que son mártires del tiempo
Y le cambian el significado a un objeto
idéntico
Huyo de ti, pero me lamento por tu ausencia
¿Cómo te suelto? ¿Cómo me voy si no vienes?
Primero lo idealizo, luego me esclaviza
Cómo te quiero, cómo me dueles

No hay cadena que soporte mi cadena
No detalle tan nimio que no ser tenido en
cuenta
Busco la gota en la tormenta
Dime que daré con él, quiero que me
mientas ¿Nuestra vida pasa desapercibida?
No grites, deja que la muerte nos resalte
Aunque me pidas, aunque yo quisiera dártelo
Eso que buscas no soy yo y prefiero no
explicártelo

Me pitan los oídos
Mi certidumbre es una puta expuesta en la
mercadería
Se te debería caer la cara de vergüenza
Y así ponerla a la altura de la mía

Entre dudas no resueltas y un contexto tan
podrido
Y este profundo asco al tiempo en el que vivo
Ni con mil motivos ni con todas mis ganas
removidas
Volveremos a ser lo que fuimos, eso es lo
jodido

Dame una droga que me saque de este
mundo
Que me mantenga estable sin reducirlo a lo
absurdo
En búsqueda de un alma en un luto
Como el profesor que se medica por el miedo
a los alumnos

    
                             SS