lunes, 27 de diciembre de 2010

Y a mi no me hace falta que pase nada más si estoy contigo.

¿Sabes?, yo también se por qué te quiero. Porque haces las cosas fáciles, porque si tuviera que elegir un sitio para vivir sería a tu lado, porque tumbada contigo el mundo es tan pequeño que parece que no puede pasar nada más, y a mi no me hace falta que pase nada más si estoy contigo.

Y por ti, ahora cuento hasta diez y los números que hagan falta.

Soy esa clase de persona que se siente molesta cuando la piden ayuda porque no tiene ni idea de nada y la cuesta admitirlo. Esa clase de persona a la que no se le puede confiar mucho y que a la minima oportunidad que tenga de soltar algo, lo suelta. También soy esa clase de persona que no tiene ni gota de paciencia y que explota a la minima por muy insignificante que sea la causa. Soy... bueno... era, era todo eso y mil cosas más, hasta que llegaste tú... tú me has cambiado. Gracias a ti, ahora agradezco a los demás que acudan a mi para ayudarles. Ahora me callo las cosas por miedo a que desconfíen de mi. Y por ti, ahora cuento hasta diez y los números que hagan falta. Gracias.