lunes, 27 de diciembre de 2010

Y por ti, ahora cuento hasta diez y los números que hagan falta.

Soy esa clase de persona que se siente molesta cuando la piden ayuda porque no tiene ni idea de nada y la cuesta admitirlo. Esa clase de persona a la que no se le puede confiar mucho y que a la minima oportunidad que tenga de soltar algo, lo suelta. También soy esa clase de persona que no tiene ni gota de paciencia y que explota a la minima por muy insignificante que sea la causa. Soy... bueno... era, era todo eso y mil cosas más, hasta que llegaste tú... tú me has cambiado. Gracias a ti, ahora agradezco a los demás que acudan a mi para ayudarles. Ahora me callo las cosas por miedo a que desconfíen de mi. Y por ti, ahora cuento hasta diez y los números que hagan falta. Gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario