domingo, 10 de junio de 2012

11 meses. 8

¿Qué hago yo ahora sin ti? Todas esas promesas no me han servido para nada, solo para darme cuenta de lo tonta que he sido. Lo tonta que he sido creyéndomelas. Haciéndome ilusiones con ellas. Vaya mierda, ¿no? Y toda para mi. Es nuestra y me la llevo yo toda. Todavía no me lo creo. Me va a tocar perder otra vez, por lo que veo. Siempre voy a ser yo la tonta que se quede aquí, esperando a que vengas. O incluso yendo a buscarte. Pero nunca estás. Nunca. Dime al menos si vas a venir. Y si vienes, dime a donde. Menudo lío todo, ¿verdad? Pues así está mi cabeza todos los días: ''¿Vendrá? ¿No vendrá? ¿Se acordará de mi? ¿Sabrá que le quise más que a mi vida... y que lo sigo haciendo?'' Bueno, deberías saberlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario