miércoles, 7 de noviembre de 2012

Llámalo amor, llámalo como quieras.

Me pasaría el día mirando tu foto y no habría tenido tiempo suficiente para ver toda tu perfección, no me cansaría de recordar todos y cada uno de tus besos y querría todavía más. Imagino tus manos, siento que están con las mías. Seguiría sin cansarme... pero hay algo aquí dentro, algo a lo que algunos dan el nombre de impotencia. Esa que aumenta día a día, porque hay algo me recuerda que estás ahí pero no puedo hacer nada... Me hundo en la impotencia del querer y no poder.

No hay comentarios:

Publicar un comentario